La Segunda Guerra Gadafi o Guerra Justa.

3 febrero, 2013
By

 

 

 

 

A la vista de las informaciones podemos determinar que el número de efectivos que están participando en las operaciones en AZAWAD se compone de una brigada francesa, con unos mil soldados de operaciones sobre el terreno, apoyada por una compañía malinense, sobre 200 hombres, más otras pequeñas unidades procedentes de Chad y Niger, lo que puede elevarse a la suma de entre 4000 y 5000 hombres.

 

Conquistadas las ciudades de Gao y Tombouctou más la carretera que une a ambas, hay que descontar de la suma total el contingente de seguridad que debe quedar en éste área, lo que deja una exigua unidad de combate para ser empleada en la toma de Kidal. La toma de las dos citadas primeras ciudades es la parte “fácil” de la operación puesta en marcha por Francia, ya que las mismas se sitúan en la influencia del río Niger y relativamente bien comunicadas con el sur de Mali y, por otra parte, ya que los elementos islamistas se han retirado de las mismas sin presentar resistencia.

 

Y es aquí donde empieza el problema. Entre Gao y Kidal hay unos 300 kilometros, estando ambas ciudades unidas por una carretera principal que no pasa por Kidal, y que se sitúa a unos 60 kilometros de la misma. Tras KIDAL se encuentra ADRAR DE LOS IFORAS, una zona de desierto de rocas erosionadas, que forma una plataforma de 200 metros de altura, que contiene los Montes de Hombori que sobrepasan los 1.000 metros de altitud. Dicha carretera comunica a Gao con Reggane, ya en Argelia, donde se encuentra una amplia zona de hidrocarburos que alimentan, vía España e Italia, a Europa (véase documento 01040 de este índice).

 

La siguiente fase de la guerra se ha iniciado con el bombardeo de KIDAL por parte de la aviación francesa, lo que no presenta problema alguno ya que los islamistas carecen de aviación. Ahora bien, para tomar Kidal hace falta una fuerza militar de mayor contundencia, un presupuesto añadido a las operaciones y aseguramiento de una mayor porción de territorio. Ésta fase requiere tiempo y una permanencia sobre el terreno de tropas de infantería. En tal campo de operaciones las unidades ordinarias militares van a ser atacadas por las guerrillas islámicas, de modo que la persecución de las mismas ha de corresponder a unidades especiales dentro de misiones de castigo. Las consecuencias de tales misiones serán respondidas con ataques terroristas sobre la carretera principal y, posteriormente, sobre suelo francés, sin olvidar las extensiones de las mismas a diversas partes de Europa.

 

Dentro de lo descrito en el párrafo anterior, la contra reacción islamista puede ocasionar atentados especialmente en España e Italia, así como poner en entredicho el suministro de “gas”. FRANCISCO HOLANDA, presidente de Francia, reconoce que el norte de Mali se encuentra en manos de los islamistas, pero no afirma su intención de proseguir la “acción” más allá de la “parte fácil”, dejando en manos africanas la ocupación de la “parte difícil”. La “batalla” ganada por Francia con la ocupación de Gao y Tombouctou es, tan solo, una batalla, que puede serlo meramente “pírrica” en la medida que los islamistas se afiancen en Adrar de los Ifora como base de preparación de operaciones guerrilleras y terroristas.

 

La RESOLUCIÓN del conflicto solo se puede alcanzar mediante el empleo, al menos, de una División de Infantería Mecanizada con apoyo aéreo y vigilancia de satélite, de carácter permanente en la zona y con amplios poderes operacionales, previa consideración de la imposibilidad cierta de rehabilitar a aquel que está dispuesto a morir por “dios”.

 

Pero lo anterior tiene un coste en euros y vidas, de modo que tarde o temprano serán olvidados los viejos ARGUMENTOS con los que FRANCIA se justifica así misma…. poner freno al nacimiento de un “estado terrorista”, impedir la expansión de las acciones internacionales de ese “estado”, defender y proteger los principios democráticos, y reinventar la teoría de la guerra justa…, de ahí que FRANCIA sustente su intervención en MALI o Segunda Guerra Gadafi en el capítulo VII de la ONU donde se afirma que la acción coercitiva es decidida por el Consejo de Seguridad (autoridad competente), ya que busca restaurar el orden internacional (reunificación de un país), castigar las injusticias (las propiciadas por terroristas) y obtener la paz (justa causa) mediante la recta intención (protección y seguridad).

 

SIN EMBARGO no es de recibo considerar como “autoridad competente” al Consejo de Seguridad estando, como está, formado por cinco miembros permanentes con derecho de veto, así el veto ruso impide que Siria-Al Asad sea una guerra justa, mientras que la ausencia del veto hace de Libia-Gadafi una guerra justa. Tampoco parece que exista “causa justa” en relación a la posesión de los hidrocarburos, ni que se actúa en base a una “recta intención” en cuanto a la explotación de los mismos.

 Santiago Cremades

.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites

Tags: , , , , , ,

2 Responses to La Segunda Guerra Gadafi o Guerra Justa.

  1. Pedro de Abendaño on 4 febrero, 2013 at 8:34

    ¡Ay! el petróleo. Éste viene a ser la causa de fondo de todas las actuales guerras coloniales, excoloniales o presuntamente defensoras de la libertad mundial.
    A pesar de que luchar contra el fanatismo islamista y de cualquier otro signo sea causa más que suficiente para combatir por la libertad universal. La lucha contra ese fanatismo debería ser el motivo de unión de todas las naciones libres.
    Pero no, al fondo está el petróleo, las materias primas, el oro, los diamantes…envuelto todo con el celofán de la hipocresía.

  2. Alarico on 4 febrero, 2013 at 11:10

    El marco, países islámicos, los protagonistas, UE & EEUU y sátrapas amigos que necesitan recambio.

    Empezó en Túnez, desde Diciembre de 2.010 con protestas, hasta el 14 de Enero que su presidente Ben Alí huye del país, en pocos días, “contagia” a todo el Magreb, en Marruecos y el otro socio de UE & EEUU, Argelia, nada.

    En Egipto su presidente Moubarak, ahora está siendo juzgado junto a sus hijos.

    Respecto a Libia, asistimos a la derrota de Gadafi, la guerra inexistente, bombardeos estratégicos de la “empresa” que matan de manera estratégica.

    Por otro lado Siria se bate en su propio territorio ¿contra?,¿quien es su enemigo interior?, ¿quienes son los opositores?, ¿de donde han salido?, ¿porqué no se interviene, como por ejemplo en Libia?, ¿que les detiene?

    Los otros países islámicos de la zona son aliados de UE & EEUU o están dominados por estos, salvo Irán.

    ¿Qué nos ocultan?, Occidente ha perdido el dominio en Asia, ¿es esta la manera de mantenerlo en África?

    En los primeros momentos se nos vendió la idea de alzamientos populares por la libertad democrática, etc. pero viendo los sustitutos de los anteriores dirigentes vemos que no ha cambiado nada…Todo tiene que cambiar para que todo continúe igual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


    Fatal error: Call to a member function attributes() on a non-object in /homepages/3/d228679020/htdocs/app/webroot/home/agora/wp-content/plugins/weather-slider/weather-slider.php on line 35