Que no es la economía estúp…

11 enero, 2012
By

 

LO POLÍTICAMENTE CORRECTO

 


La perversión del lenguaje va a más allá de la pérfida sustitución de unas palabras por otras menos “fuertes” y por tanto más “asimilables” por el personal. La utilización de aparentes sinónimos -eufemismos- con este piadoso fin de hacernos más tragable la cruda realidad, es probablemente la artimaña más utilizada a diario en las redacciones de periódicos tradicionales, emisoras de radio y televisión, políticamente correctos según sus normas y recomendaciones recogidas en sus, eufemísticamente, llamados manuales de estilo.

Lo cierto es que la técnica descrita en el párrafo anterior no deja de ser una antigualla que, conocida por todos, puede ser advertida por el lector avisado. Ya ocurría así hace décadas con la anterior censura, más burda que la actual y por tanto más fácilmente burlable, tanto por el autor como por el lector cómplice, salvo algunas excepciones -como en el caso de que el censor fuese un tal C.J. Cela-.

Ahora las cosas son más complicadas, y el fin más siniestro. Ya no se trata sólo (con acento, aunque a la Real Academia no le parezca bien) de hacernos más llevadero el camino hacia el redil en que nos marcan, como ganado que somos. Ahora se trata de que no podamos deducir de las palabras su significado, el concepto que encierran. Mejor aún, si es posible que el verdadero significado del palabro en cuestión sea lo opuesto a lo que hasta ahora quería decir. Como en el fondo somos unos inocentones, bastante tontorrones, seguimos creyendo que la gente dice siempre la verdad, sin intención de engañar -que eso es mentir-. Y menos aún en el periódico, la radio o la televisión. Veamos algún ejemplo en boga:

“Mercados”: Servidor, que es de pueblo trasplantado en la adolescencia a la gran ciudad, pensaba que únicamente eran los lugares en que se compra y vende ganado, productos de la huerta, aves, aperos… y, ya en la ciudad, multitud de otras cosas, mayormente útiles o necesarias para la vida diaria. Con los años aprendimos que mercado también podía tener otra acepción, relacionada con la compra y venta de “acciones” de empresas que, por ejemplo, producen cosas. Nos costó bastante aprender y aprehender este concepto, porque a nadie parece lógico que si hoy una empresa tiene el mismo personal, las mismas materias primas, la misma maquinaria, el mismo conocimiento (know-how dicen ahora) y vende lo mismo que ayer, pueda cambiar su “valor de mercado” de un día para otro merced a un intercambio de papeles (acciones), con fines exclusivos de lucro, entre no se sabe muy bien quienes. El caso es que, poco a poco, fue pareciendo lícito este hecho y los lugares en que se compraban y vendían los papeles -acciones- de empresas, que generalmente producían algo, dieron en llamarse mercados de valores, ocupando importantes edificios; en muchas ciudades eran más importantes que los antiguos templos.

Paulatinamente fueron perdiendo importancia relativa esos “mercados” basados en la compra-venta de acciones de empresas que producen bienes, más o menos necesarios para el hombre. Esto ocurrió porque las empresas, cuyo valor cambiaba de un día para otro, precisaban el trabajo de sus miembros para producir cosas. Sin embargo, surgieron tíos mucho más listos que advirtieron la posibilidad de comprar y vender SE DICE PERO, NO SE DICEdiferentes tipos de papeles, con diversos nombres, y ganar mucho dinero sin que tuviese que mediar el proceso del trabajo para llegar a un producto final terminado. Tal actividad se llamaba especulación, y generalmente estaba muy mal vista por la gente honrada; consiste en vivir única y exclusivamente del esfuerzo honrado de los demás por mejorar sus condiciones de vida y sobre todo las de sus hijos (lo que siempre ha sido y se ha llamado trabajo). A los especuladores no parecía importarles estar mal vistos; es más, junto con otros sujetos afines como usureros, banqueros, aspirantes a capataces ilustrados -formados en las llamadas escuelas de negocios-, etc, consiguieron convencer a la mayoría de que el mayor bien deseable es el dinero y que no importa como conseguirlo; en cierto modo pasaron a ser ejemplo de triunfo para muchos.

Su compraventa ya no es de gallinas, azadas o pan; tampoco de coches, televisores o computadoras; directamente ponen precio a nuestras naciones y a medida que vamos pagando nos suben el precio… hasta donde podamos pagar sin rebelarnos y acabar con ellos de una vez. Su reto a la sociedad es total y absoluto: quieren todo y ya. Para ello, han ido desmontando todas las defensas (nación, sindicato, familia, cuerpos intermedios) hasta reducirnos de personas a individuos.

Pero claro, eso no podía quedar tan a la vista; muchos podrían darse cuenta y obrar en consecuencia; así que operaban también en los mercados de valores (en los edificios de las Bolsas, me refiero). A medida que los beneficios de su“actividad” fueron haciéndose más y más cuantiosos y la técnica lo permitió, pasaron a trabajar en el éter; al fin y al cabo su actividad es etérea. La cuantía de sus “transacciones” llegó a ser superior en ciertos casos a la debida a la actividad relacionada con el trabajo, de forma que a ésta pasaron a llamarla “economía productiva” Por último pasaron a llamarse “los” mercados, con el artículo determinado delante como signo inequívoco de exclusividad.

Con el nombre de “los mercados”, han introducido a la especulación, la usura, el robo y el expolio legal en el mismo saco que la única economía existente: la real, la derivada del trabajo honrado del hombre. El último paso ha sido la expresión “tranquilizar a los mercados” cuyo exacto significado es cumplir colectivamente las exigencias de los especuladores.

En estos días en que todo parece economía, no nos han engañado. Por eso, dando la vuelta a la conocida frase de la campaña electoral americana, decimos: No es la economía, estúp…La especulativa no es economía; no hay proceso de creación y distribución de riqueza a partir del trabajo. En las páginas de Ágora Hispánica se ha expuesto y discutido con claridad y en detalle los mecanismos y procesos de la actual crisis, cuya implantación se debe en buena parte a la perversión del lenguaje. En la medida en que seamos capaces de desenmascarar esta manipulación, en este y otros temas, iremos poniendo los cimientos de una acción política eficaz, capaz de fundamentar la economía sobre el trabajo honrado como única fuente de beneficios.

RAÚL FERNÁNDEZ GONZÁLEZ

 

 

 

.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites

12 Responses to Que no es la economía estúp…

  1. Alarico on 12 enero, 2012 at 9:53

    Raúl, realmente con la perversión del lenguaje, se llega, y no solo en economía, a hacernos creer y decir lo contrario de lo que pensamos  y creemos, Carlos Aurelio Caldito en sus artículos, denuncia la discriminación a los hombres por las leyes Femi-nazis, y no solo a los hombres, pues van más lejos, ya que ataca a la civilización occidental, y a sus valores, molestan los valores morales, pues son el mayor obstáculo para imponer la deshumanización de la sociedad.

    Denunciemos pues, firme y continuamente, para como tu dices, desenmascarar la manipulación.

  2. Fernando Calpena on 12 enero, 2012 at 12:43

    Excelente y acertadisimo. Pero mientras clamamos contra este aquelarre, los brujos del mismo continuan sus siniestros ritos, que a todos nos alcanzan. Parece ser que todos estamos de acuerdo en lo fundamental.Ahora biene lo esencial: Iniciar el camino, sin dar un paso atras, decir BASTA, y hacerles, a ellos y a la clase politica (a su servicio TODA), devolver hasta el ultimo centimo. Es preciso recobrar YA el concepto de PATRIA, de Familia, de tradición, de Justicia y de Libertad (no de ficción partitocratica).Solo sientiendo el orgullo de ser ESpañoles y miembros de una civilización civilizadora y SUPERIOR, lograremos el coraje de plantar cara definiva y resuelta, a esa chusma a la que tan acertadamente define Raúl, con su entrmado terrorifico de truhanes rufianescos, que hacen su “agosto”, ante un pueblo, “estupido por opilación de sensatez”, dispuesto a colaborar en el retablo de maese Pedro, acudiendo cada cuatro años a los nefastas urnas, para legitimar esta infamia.

  3. Fernando Calpena on 12 enero, 2012 at 12:54

    Perdón, perdón, perdón. No soy de la lOGSE, por lo cual, acogiendome al artículo 105.2 (en una adaptación personal) de la vigente Ley 30/1992, de 26 de noviembre,vengo a rectificar la palabra “biene”, por la de VIENE, por consistir puramente en un error material o de hecho.

  4. Carlos on 12 enero, 2012 at 13:21

    Buenos dias Fernando,hacía tiempo que no lo leia por aquí,espero que todo este muy bien.Un saludo¡¡

  5. Pedro Conde on 12 enero, 2012 at 19:36

    Raúl: Muy bueno e iluminador artículo; por su sencillez, claridad y contenido.

  6. Fernando Calpena on 12 enero, 2012 at 23:24

    Buenas noches Carlos. Yo también me alegro mucho de saber de Vd. .Estar, lo que se dice estar..pués estamos…como Dios quiere (es un decir), mas bien como nos dejan y nosotros les permitimos.Un abrazo, y que el nuevo año nos depare lo mejor a todos.

  7. Carlos on 14 enero, 2012 at 9:20

    si Fernando hay que ser positivos,por desgracia en este mundo de hoy poco puede hacer un pequeño ejercito por valiente que sea.
    Pero le debo decir que mucha gente joven,mucha,que este tiempo atras a salido a manifestarse indignada ante la situación a la que hemos llegado,esta empezando a manejar conceptos cercanos a los que habeis planteado hace años,cuando nadie entendia nada,o no quería entender.
    El patriotismo que se eleva ante la injusticia que sufre un pueblo,hoy en dia tiene dos vertientes una la metafisica y otra,distinta la del patriotismo por el camino de la razón y el interes.Algo es algo.
    Tambien hemos exportado como nunca un lema "Spanish revolutión"…
    La Revolución Española,que sigue pendiente y que de una forma u otra esta llegando a la juventud.Por encima de prejuicios,de etiquetas o de formación Doctrinal.Eso es muy importante,mucho,el que la juventud Española haya llegado,aun por caminos distintos,a las ideas de ayer,las que se quedaron en el aire…Asique esa es una gran alegria,por lo demas,a nosotros nos queda bajar al pueblo,y volver a dar a conocer  grandes ideas de siempre.
    Que las tenemos en exclusiva,que nadie las pone sobre la mesa,y si las ponen mejor,pues significaria que van a aplicar medidas necesarias y urgentes para estos malos tiempos.
    Es posible enderezar el árbol,hay que creerlo así.
    tenemos por delante como siempre una tarea dura pero fascinante,y es la de vaciarnos de nuevo a explicar con la palabra como queremos que sea España.
    Y vamos a por ello.Un saludo.

  8. Alarico on 14 enero, 2012 at 10:43

    Carlos, nuestra "Spanish Revol…", la han desarbolado, ¿quienes?, los que se venden como defensores del pueblo, viendo que en las asambleas y manifestaciones, no podían manejarlas a su antojo, viendo que mucho partido pequeño, no estaba por acatar disciplinas Stalinistas, viendo que la gente del 15 M, está hasta las narices de los políticos, un movimiento no manejable no interesa, encima, las elecciones, marcaron un rumbo, se acabó la "Spanish Rev…", era quizas su momento, pero no interesaba.
     

  9. Carlos on 14 enero, 2012 at 11:05

    Si así es…por eso creo que es nuestro momento,el ir a esos miles de jovenes,y tambien de adultos que desde sus casas se mostraron favorables en principio a las protestas,ahí tenemos tajo,y pienso que desde los nucleos basicos (las viejas asociaciones de vecinos) que nos ponen en contacto con lo municipal podemos desarrollar nuestra labor.
    Yo por mi parte estoy hablando con la asociación de vecinos de mi barrio a ver si me permite dar unas conferencias sobre la necesaria unidad sindical,y la necesidad de afiliación de los ciudadanos aun sindicato,que yo propugno  una gran confederación como practicamente en el resto de Europa.tambien explicar que desde una confederación poderosa e independiente abrimos el camino a un nuevo concepto emprtesarial-laboral,tambien insistir  que para ello deberiamos llegar primero a la cogestión (alemania),la unidad sindical (modelo Escandinavo).
    Y para concluir tocar el tema de las productividades y demas-para lo cual es necesario que el trabajador ademas de en temas sociales,tenga acceso a los beneficios empresariales,solo así en mi opiniónvamos a conseguir una fifdelización ,un proyecto para remontar la crisis.
    estaria muy bien una revolución,al estilo antiguo,pero yo personalmente no soy partidario de ver a mi pueblo como cuba,por ejemplo.Creo que hay que ir progresivamente,unidad sindical-independencia-cogestión-autogestión-..Para mi ese es el camino mas beneficioso para un pueblo,lejos de discursos revolucionarios de bar o de internet.

  10. Carlos on 14 enero, 2012 at 11:08

    A ver si es posible,tengo que preparar bien los temas,tambien que me lo permitan-y posteriormente que no me apedreen,que tambien es posible.Dados los intereses enormes que mueve el entramado sindical en España,menudo filón para vagos ,maleantes,…LEÑA AL MONO¡¡¡

  11. Alarico on 14 enero, 2012 at 12:02

    espero que poco a poco, nos concienciemos, pues la situación es muy difíciles y en general, el miedo al futuro predomina

  12. Luis ruiz on 14 enero, 2012 at 12:06

    Supongo que tendremos una primavera movida, los sindicatos "oficiales", van a intentar manejar las protestas, el problema que tienen son los 5.500.000 parados, que hartos no se dejan manejar, ya veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


    Fatal error: Call to a member function attributes() on a non-object in /homepages/3/d228679020/htdocs/app/webroot/home/agora/wp-content/plugins/weather-slider/weather-slider.php on line 35